Embalse de Valdemurio

 

De alguna forma tenemos preferencia por determinadas fotografías que vamos haciendo, bien porque la asociamos a un recuerdo agradable, a una dificultad superada a la hora de hacer la foto, o bien, por ejemplo, porque ya no es posible hacerla debido a los cambios sufridos en el lugar donde fue hecha.

Durante el mes de octubre suelo visitar previamente alguna localización para ver cómo va evolucionando la vegetación en otoño. Por ejemplo, subo algún puerto de montaña para, en altura, ver como se encuentran los árboles; o visito alguna localización en donde haya determinadas especies vegetales que muestran de forma clara el cambio estacional. La fotografía que muestro más abajo está hecha en este contexto, en el Embalse de Valdemurio, en octubre de 2018, en el concejo de Quirós (Asturias), en donde, entre varias especies, se encuentra unos álamos que sigo como referencia del avance del otoño. Pese a que era temprano la mayor parte de la niebla se había levantado. Tras un breve paseo y comprobar como estaba de avanzado el otoño, decidí volver al coche y acercarme a otra zona siguiendo el río hacia el sur, hacia el interior del concejo de Quirós. Luego, al volver por la misma carretera y llegar de nuevo a la altura del embalse, la niebla parecía que se resistía a irse y con el rabillo del ojo desde la ventanilla del coche me pareció ver una escena que tenía posibilidades. Paré el coche a pocos metros en un apartado y cogí apuradamente el trípode y la mochila con la esperanza sacar algo provechoso.

 

12mm, 1/80, f/11, ISO100. Filtro polarizador.

La niebla y la luz suave de las primeras horas del día ayudaron mucho a crear ese ambiente enigmático, pero además la vegetación que aparece en primer plano es importante porque sirve de marco para introducir la escena y proporcionar tridimensionalidad separando los espacios entre el agua y la vegetación posterior.

Hoy ya no es posible obtener esta foto porque toda esa vegetación ya no está. Desde hace varios inviernos este punto está repleto de grandes troncos caídos y ramas muertas arrastradas, imagino que provocado por fuertes lluvias, que represan el agua que baja del río Quirós y que alimenta, junto con el río Teverga, al embalse.

 

 

Visita mi porfolio para adquirir impresiones de gran calidad en diversos tamaños y formatos:

 

Esta entrada fue publicada en Fotografía, Paisaje y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *