¿De qué lado estás?

Repasando la obra de otros fotógrafos volví a la web de Guy Tal, un fotógrafo paisajista estadounidense que además de realizar unas magníficas fotografías mantiene un blog con interesantes opiniones.

En una entrada de hace unas semanas, https://guytal.blog/2022/08/22/experience-first/, describe, a modo de comparación, dos formas de hacer fotografía en función de cómo se encara el acto de fotografiar. La cita que abre dicha entrada, titulada “Experience first”, es muy interesante. Aunque fue hecha hace algunos años, en 1952, es muy vigente sobre todo pensando en la transcendencia que ha supuesto internet:

Between ourselves and actual experience and the actual environment there now swells an ever-rising flood of images which come to us in every sort of medium—the camera and printing press, by motion picture and by television. A picture was once a rare sort of symbol, rare enough to call for attentive concentration. Now it is the actual experience that is rare, and the picture has become ubiquitous.

(“Entre nosotros y la experiencia real y el entorno real se eleva ahora un torrente cada vez mayor de imágenes que nos llegan a través de todo tipo de medios: la cámara y la imprenta, el cine y la televisión. Una imagen fue una vez un tipo raro de símbolo, lo suficientemente raro como para requerir una concentración atenta. Ahora es la experiencia real la que es rara, y la imagen se ha vuelto omnipresente.”)

Lewis Mumford, Art and Technics (1952).

La cita lógicamente está relacionada con el objeto del escrito de Guy Tal. En resumen, compara los fotógrafos que hacen fotografías muy preparadas y planificadas con antelación, fotografías muy conocidas que ya han sido realizadas en numerosas ocasiones, imágenes que están dirigidas a un tipo de consumo inmediato y un disfrute muy superficial. En contraposición, describe otro tipo de fotógrafos que hacen de su experiencia vital el origen de sus imágenes, fotografías más íntimas, mucho menos espectaculares y vistosas, pero mucho más honestas. Y claro, la pregunta inmediata que me planteé fue ¿y de qué lado estoy yo?

Un juego entre dos zonas diferenciadas por la incidencia de luz sirvió para buscar un encuadre donde colocar los elementos que aparecen en la imagen. Fueron varios intentos porque había colocado mal el trípode, el movimiento del agua junto la irregularidad del lecho del río hacían que la foto resultará trepidada. Como es una larga exposición y quería que las hojas estuvieran nítidas tome una foto a mayor velocidad, luego otra para la larga exposición de 180 segundos y posteriormente juntarlas en el procesado. Un filtro de densidad neutra y un filtro polarizador sirvieron para conseguir el efecto en el agua y evitar los reflejos para poder insinuar así los pequeños cantos del lecho del río.

ro6751

Datos: 20mm, 180s (y 1/30), f/16, ISO100

Parque Natural de Redes, Sobrescobio, Asturias.

Mientras intentaba hacer esta fotografía pasaron muchos minutos, dándole vueltas al encuadre, colocando el trípode un pasito para un lado y para otro evitando ramas o rocas, comprobando en cámara cómo quedaría en blanco y negro, y pensando en cómo distribuir los elementos del encuadre de forma coherente.

Mientras iba poco a poco acercándome a la foto final, iba disfrutando del entorno, del ruido de la corriente de agua; y también tenía tiempo para reflexionar sobre preocupaciones y cuestiones personales. Una fotografía se crea originalmente detrás de la cámara, no delante, porque va acompañada de las circunstancias que llevamos con nosotros.

 

Visita mi porfolio para adquirir impresiones de gran calidad en diversos tamaños y formatos:

 

Esta entrada fue publicada en Blanco y Negro, Fotografía, Opinión, Paisaje y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *